miércoles, 16 de septiembre de 2009

Los días del ahogado


Entre dientes restaño estos versos de Rosales junto a unos propios.


Como el náufrago metódico que contase las olas
que faltan para morir, y las contase, y las volviese
[a contar, para evitar
errores, hasta la última,
hasta aquella que tiene la estatura de un niño
y le besa y le cubre la frente,
así he vivido yo con una vaga prudencia de
caballo de cartón en el baño,
sabiendo que jamás me he equivocado en nada,
sino en las cosas que yo más quería.

[Luis Rosales, "Autobiografía" en Rimas, 1951]


Lejos de los océanos profundos,
este mar luminoso, nuestros días
de espuma y caracola, cuello y codo,
el olor a salitre de la brisa,
la sombra eterna de tu cuerpo breve.

Qué restos del naufragio cuando lleguen
los días del ahogado.

[David J. Calzado, "Lejos..." en Aquí y ahora, 2008]

6 comentarios:

Lara dijo...

abandonemos el mar

David J. Calzado dijo...

Ojalá pudiera, Lara. Vivo en Cádiz, el agua me cerca, llega al cuello. Pronto nos vemos en Madrid.

Francisco Sianes dijo...

AUSENCIA

Habré de levantar la vasta vida
que aún ahora es tu espejo:
cada mañana habré de reconstruirla.
Desde que te alejaste,
cuántos lugares se han tornado vanos
y sin sentido, iguales
a luces en el día.
Tardes que fueron nichos de tu imagen,
músicas en que siempre me aguardabas;
palabras de aquel tiempo,
yo tendré que quebrarlas con mis manos.
¿En qué hondonada esconderé mi alma
para que no vea tu ausencia
que como un sol terrible, sin ocaso,
brilla definitiva y despiadada?
Tu ausencia me rodea
como la cuerda a la garganta,
el mar al que se hunde.

("...el agua me cerca, llega al cuello". Para poder tenderse al sol y restallar al viento, uno precisa antes sumergirse hasta limpiarse por completo, gaditano.)

David dijo...

Borgiano me viene usted (duro al oído ese verso tercero). Ya sé, Fran, que ahora tocan los días del ahogado. Nos vemos en Sevilla.

David dijo...

Por cierto, querido Fran, aclarémoslo de una vez. El propio Borges utilizó "borgeano" (casi en toda América se usa) aunque en España predomina el término "borgiano". Me curo en salud que es usted muy enciclopédico. Beso.

Francisco Sianes dijo...

Señor Calzado,

Esto me recuerda a la traumática disyuntiva de "a-quién-quieres-más-a-papá-o-a-mamá". Como uno es de temple escurridizo, suele abogar por el "tertium non datur": con decir "borgesiano" se quita uno de problemas transatlánticos...